¡MIRA PAPÁ! NIEBLA. ¿O ES MIERDA LO QUE RESPIRAMOS?

Ir a descargar

Hoy quiero hablaros de que hace unos días se produjeron una serie de manifestaciones contra el calentamiento del planeta, vamos, contra que nos carguemos la casa donde vivimos y no dejemos nada para sus futuros habitantes. Las y los protagonistas fueron multitud de jóvenes, muchos de ellos menores de edad. A mi me recordó a cómo se ve una ciudad como Granada, con su Área Metropolitana, cubierta de niebla muchos días. Bueno, o al menos eso es lo que me dijo un día mi niño, ¡mira papá! Niebla! Y no, como habréis imaginado no era niebla, aquí en Granada casi nunca hay niebla. Era mierda. Perdón por la fuerza de la palabra, pero básicamente es eso. Cuando nuestras niñas, nuestros niños, vuelven del parque a casa suelen ir comidos de mierda. Cuando el perro vuelve de un día en el campo, va lleno de mierda. Y cuando vemos un filtro medidor de la contaminación de nuestra ciudad y aparece negro cuando debería estar blanco, pues eso, mierda.
03 contaminación

¿Y cómo protejo a mis niños de que respiren tanta contaminación? ¿Es inevitable que constantemente respiren aire que les enferma y les perjudica? Pues la verdad es que es complicado, sobre todo si ponemos el foco en las decisiones individuales que cada familia puede poner en marcha. Pero algo habrá que hacer, las jóvenes, los jóvenes, nos lo empiezan a gritar en la cara enfadados y con razón. Creo que las respuestas son más colectivas que individuales, y que quiénes dicen representarnos no hacen caso a la gravedad del problema. Sólo sugiero una palabra para la reflexión: dinero. Y creo que debería ir junto a la palabra que tanto he utilizado al principio: mierda. Y si juntamos las dos palabras podemos saber quién es el responsable de que respiremos contaminación, se llama capitalismo, que básicamente podríamos definirlo como que da igual lo que respiremos mientras unos pocos se sigan enriqueciendo. Eduquemos también en esto.

EDUCAR FEMINISTAS

Ir a descargar

Como sabéis, esta pequeña inmersión en internet pretende contar de manera sencilla los grandes temas. Y qué mejor que hacerlo con algunos protagonistas, lo que tengo más a mano, mi niño grande, con menos de 4 años, que me decía el otro día algo que parecía pensar: “los niños son buenos, las niñas son tontas”. Imaginad cómo me quedé. Él lo dijo sin importancia, por eso no creo que lo hubiera pensado, ya que tiene amigas que no son tontas y una mamá, unas abuelas, titas, maestras, que tampoco lo son.

Pero a mi si me hizo pensar en el cómo nuestra sociedad, nuestra educación, se construye en torno al género y lo que decimos de los niños y las niñas desde que nacen, antes de que ellos sean conscientes de que son una cosa u otra.

Y pienso y pienso, y leo, y oigo determinadas burradas de algunos mayores, supuestamente feministas, y digo, qué complicado va a ser cambiar esto, pero a la vez qué necesario. Como ejemplo, después del éxito de la huelga feminista del año pasado, donde mi niño cantaba las canciones que se hicieron, llega el gran jefe de CC.OO. y dice que se necesita movilización para el 8 de marzo, pero no parar el país.

Pues yo creo que si queremos que algo cambie de este mundo que nos destruye todo, vamos a tener que parar el país muchas veces.

02feministailustrada